Basta de esas ridículas reglas en el trabajo!

Toda empresa necesita tener reglas, eso es un hecho. Pero cuidado, pues querer crear tanto orden tiene a veces consecuencias…

Toda empresa necesita tener reglas, eso es un hecho. Pero cuidado, pues querer crear tanto orden tiene a veces consecuencias…

Las empresas han demostrado tener muchas dificultades para mantener ciertos estándares.

Ha sido común,  que cuando alguien cruzó una línea, ha surgido la tentación a responderle con una nueva regla que se aplicaba a ese empleado pero también a todos… lo reconoces no?

Cuando las empresas crean reglas ridículas y desmoralizadoras para detener el comportamiento extravagante de algunas personas, generan un problema de gestión. No tiene sentido alienar a toda su fuerza de trabajo porque no se sabe cómo administrar un mal comportamiento. Y lo peor es que se termina generando una situación mucho peor.

Te presento las 6 peores reglas que he observado (aunque hay muchas más):

  • Restringir el uso de Internet

Hay ciertos sitios que nadie debe visitar en el trabajo, y no estoy hablando de Facebook o Twitter…. Pero una vez que se bloquea la pornografía y otras cosas obvias, se producen acciones  difíciles y arbitrarias al decidir dónde dibujar la línea.  Y la mayoría de las empresas lo dibujan en el lugar equivocado. Cuando las empresas restringen innecesariamente la actividad de la gente en Internet, limitan la capacidad de las personas para hacer su trabajo. Y muchas empresas restringen la actividad de Internet tan fuertemente que hace que sea difícil para la gente hacer su investigación en línea.  ¿El ejemplo más obvio? Revisar el perfil de Linkedin de alguien que acaba de entrevistar o de un cliente a visitar.

  • Requisitos ridículos para asistencia, permiso y tiempo libre

Las personas deben ser recompensadas por el trabajo que hacen, no por las horas específicas que se sientan en sus escritorios. Cuando las empresas por ejemplo son innecesariamente estrictas en la documentación para una licencia médica, dejan un sabor amargo en la boca de los empleados que merecen ser considerados mejor…

  • Políticas draconianas de correo electrónico

Algunas empresas se están poniendo tan restrictivas con el uso del correo electrónico que los empleados deben seleccionar de una lista de temas pre-aprobados antes de que el software de correo electrónico les permita enviar un mensaje. Una vez más, se trata de la confianza. Si no confían en que su gente utilice correctamente el correo electrónico, ¿para qué los contrató? Porque seguramente al tratar de controlar a los malos, hacen que todo el mundo se sienta miserable cada vez que envían un correo electrónico.

  • Robar millas de viajero frecuente de los empleados

Si hay una cosa que los empleados que viajan sienten que ganan, son sus millas de viajero frecuente. Cuando los empleadores no permiten que la gente mantenga sus millas para uso personal, es un movimiento codicioso que alimenta el resentimiento en cada  viaje. El viaje de trabajo es un gran sacrificio de tiempo, energía y cordura. Tomando millas de los empleados envían el mensaje de no apreciar su sacrificio y que la empresa se aferrará a cada último dólar a costa del empleado.

  • Prohibición de los teléfonos móviles

Si prohíben los teléfonos móviles en la oficina, nadie pierde el tiempo de mensajes de texto y hablar con familiares y amigos, ¿verdad?  Sí. .. claro.  Las organizaciones necesitan hacer el trabajo difícil de contratar a personas que son dignas de confianza y que no se aprovechan de las cosas. La alternativa fácil y deshumanizada  a los buenos empleados que necesitan revisar sus teléfonos periódicamente debido a problemas familiares o de salud o como un descanso apropiado del trabajo es la prohibición…

  • Detener la autoexpresión

Los códigos de vestimenta por ejemplo. Funcionan bien en las escuelas secundarias privadas, pero son innecesarias en el trabajo. Las empresas deben contratar a profesionales y éstos seguro que se vestirán profesionalmente!. Cuando alguien cruza la línea, su gerente necesita tener la habilidad para abordar el problema directamente. De lo contrario, estás haciendo que todo el mundo desee trabajar en otro lugar.

Y finalmente, si las empresas pueden repensar sus políticas y eliminar o alterar aquellas políticas que son innecesarias o desmoralizadoras, todos tendremos un tiempo más agradable y productivo en el ámbito laboral no?

Gustavo Dematté – CEO de Cursos Online Latinoamérica

agosto 8, 2018

0 respuestas a "Basta de esas ridículas reglas en el trabajo!"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Listado Telefónico

  • (+34) 675 912353
    Madrid, España.

 

  • (+52 55) 4170-8078
    México DF, México.
  • (+54 11) 5199-0512
    Buenos Aires, Argentina.
  • (+51 1) 641-9365
    Lima, Perú.
  • (+57 1) 344-1462
    Bogotá, Colombia.

 

  • (+56 22) 899-9390
    Santiago de Chile, Chile.
  • (+58 286) 774-1088
    Pto. Ordaz, Venezuela.
  • (+598) 996-49471
    Montevideo, Uruguay.
  • (+57 1) 344-1462 ó
    (+54 11) 5199-0512
    Otros Países.
top
Copyright 2017 © Todos los derechos reservados | Desarrolado por edrweb
MÁS INFORMACIÓN?
Gracias por tu consulta. Nos comunicaremos a la brevedad.
Tu consulta la respondemos siempre en un máximo de 2 Hs.
Gracias por tu inscripción, hemos recibido tu reserva para este curso. Uno de nuestros asesores se pondrá en contacto a la brevedad.
Reservando tu lugar…
Con estos datos, un asesor te ayudará a culminar la inscripción al curso.
Gracias por tu mensaje. Uno de nuestros asesores se pondrá en contacto a la brevedad.
Más compras, más ahorras!
Con estos datos, un asesor te ayudará a culminar la compra de tus unidades…