Cómo hacer para que se trabaje por un objetivo común

Es por demás común que en las empresas muchas veces los empleados no sepan cómo trabajar entre equipos bajo un objetivo que vaya más allá de sus intereses personales. Esta es la gran diferencia entre un grupo (un conjunto de personas) y un equipo (un conjunto de personas que impulsan, todos, para el mismo lado)

Es por demás común que en las empresas muchas veces los empleados no sepan cómo trabajar entre equipos bajo un objetivo que vaya más allá de sus intereses personales.

Esta es la gran diferencia entre un grupo (un conjunto de personas) y un equipo (un conjunto de personas que impulsan, todos, para el mismo lado).

Asi comienza Daniel Colombo su análisis, el que realmente suscribo. Aprender a trabajar en equipo suele ser un aprendizaje que toma tiempo si el paradigma de la empresa es el tradicional, donde cada persona es reconocida individualmente y no se prioriza la buena comunicación ni la cooperación inter áreas basada en un propósito compartido por todos los integrantes de una misma empresa.

Para evitar que los empleados se conviertan en pequeñas islas de ego, si estás a cargo de un equipo e incluso como integrante si quieres hacer aportes positivos, necesitas aprender a mejorar relaciones en el ámbito de trabajo, de tal forma que cada uno sepa lo que debe hacer, tenga una fuerte motivación para hacerlo y para ayudar al colega porque entiende que eso redundará en beneficios para toda la planta.

Si bien no es lo común en la mentalidad de la empresa tradicional, pensar más allá de los beneficios singulares, es una gran oportunidad para mejorar el clima laboral y las relaciones entre empleados y también dentro del nivel ejecutivo.

Estas ideas prácticas sirven de base para que todas las personas apunten hacia el mismo objetivo:

1.Compartir un propósito

La posibilidad que brinda el hecho de convertir la visión de la empresa en un propósito que resuena en lo personal es mucho más productiva que el hecho de que cada persona se concentre en sus beneficios personales.

Cuando el propósito de toda la compañía se vuelve una intención clara de cada acción que los empleados de cualquier nivel, realizan dentro de la empresa, es cuando se pueden ver cambios rotundos en la actitud y en los resultados que se obtienen.

2.Motivarse para ser y no por deber

La motivación es un tema que me apasiona porque es por ella que todos hacemos lo que hacemos con más o menos sentido del esfuerzo y de la responsabilidad. Un empleado que llega tarde reiteradamente o que no cumple con lo mínimo en su trabajo puede ser alguien que simplemente no entiende la importancia de su trabajo con respecto a los otros.

Devolverle un sentido de responsabilidad a una persona es también una forma de lograr que entienda su importancia dentro de la empresa y su lugar con respecto a lo que todos van a hacer en la organización. Así, por ejemplo, si la persona que tiene que abrir la puerta de ingreso llega tarde, sería bueno convocar a una reunión con enfoque de Innovación Emocional donde pueda entender que su trabajo es muy simple pero muy importante para todos los demás.

3.Participar de la toma de decisiones

Todos los empleados necesitan sentir que participan de la toma de decisiones, pues esa es una muy buena forma de acentuar el sentido de responsabilidad por el rumbo que tome la compañía, y también es una forma de mostrarles que son escuchados por el equipo directivo.

El sentido de participación fomenta cambios de actitud hacia el trabajo y con respecto a la responsabilidad. Es fundamental generar espacios donde todos los equipos puedan expresar sus ideas y trabajar para la toma de decisiones.

4.Aprender a escuchar más allá del ego personal

Los intereses personales, en el paradigma de la empresa del siglo pasado, hacían que muchas personas no participen de ningún otro sector de la empresa que no sea el suyo, tampoco permitía la colaboración en pos de logros compartidos pues los reconocimientos individuales eran mucho más valorados que los grupales.

En el nuevo paradigma de empresa que sugiero implementar, es muy importante que tanto los líderes de equipos, los ejecutivos, los empleados de segundo y tercer nivel, así como los propios clientes, perciban que el trabajo de cada uno va más allá del deber y del cumplir. De lo que se trata es que cada persona piense que lo que hace, realmente está cambiando el mundo: su comunidad, su entorno, para lo que debe dejar a un lado su ego personal. Así, siente que está transformando de alguna forma la realidad de los clientes a los que apuntan con cada acción de la empresa.

5.¿Cooperar o competir?

Competir fue un modelo que funcionó bien hace años, de lo que se trata ahora es de cooperar dentro de la empresa. Creando un ambiente de cooperación multiáreas, multitareas e interconectado, van a lograrse mejores resultados que propiciando la competencia entre empleados que pueden llegar a exacerbar los beneficios personales por sobre el de los otros colegas.

Es importante tener en cuenta que en algunos momentos y para algunos proyectos se puede propiciar obtener mayores beneficios personales, por ejemplo, un aumento de sueldo, bonos o premios, sin que se deje de lado el enfoque de trabajo en equipo y cooperativo.

6.Expresar ideas adecuadamente

La comunicación asertiva es una de las habilidades más importantes que una persona puede desarrollar tanto para el ámbito corporativo como para la vida personal.

Tener tacto y estilo para comunicar noticias fuertes o plantear malestares, es un arte que debe practicarse cotidianamente para gestionar problemáticas comunes dentro de los equipos de trabajo.

Si eres capaz de comunicarte asertivamente primero contigo mismo y después con los demás, vas a poder lograr que tus ideas sean mejor entendidas, mejor escuchadas y mayormente aceptadas.

7.Valorar la experiencia

La experiencia es un baluarte del que debes nutrirte a cada segundo independientemente de si tu puesto es gerencial o no.

Siempre que recurras a tus propias experiencias pasadas o a la de los otros vas a poder entender mejor nuevos puntos de vista. Los equipos que trabajan en común valoran la experiencia de cada integrante del mismo.

Subestimar las opiniones de alguien porque tal vez es nuevo en el cargo es una de las trampas a las que constantemente nos somete aquel viejo paradigma de la empresa que se resiste a cambiar. Por eso es importante estar atento, escuchar a todos y darles participación dentro de los equipos que tengas.

A veces hacer grandes cambios en solitario puede parecer una tarea titánica, si necesitas que te ayude en base a mis experiencias de trabajo con cientos de empresas solo debes mandarme un mensaje directo desde aquí, tengo muchas ganas de ser tu próximo aliado.

agosto 8, 2019

0 respuestas a "Cómo hacer para que se trabaje por un objetivo común"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Listado Telefónico

  • (+34) 675 912353
    Madrid, España.

 

  • (+52 55) 4170-8078
    México DF, México.
  • (+54 11) 5199-0512
    Buenos Aires, Argentina.
  • (+51 1) 641-9365
    Lima, Perú.
  • (+57 1) 344-1462
    Bogotá, Colombia.

 

  • (+56 22) 899-9390
    Santiago de Chile, Chile.
  • (+58 286) 774-1088
    Pto. Ordaz, Venezuela.
  • (+598) 996-49471
    Montevideo, Uruguay.
  • (+57 1) 344-1462 ó
    (+54 11) 5199-0512
    Otros Países.
top
Copyright 2017 © Todos los derechos reservados | Desarrolado por edrweb
MÁS INFORMACIÓN?
Gracias por tu consulta. Nos comunicaremos a la brevedad.
Tu consulta la respondemos siempre en un máximo de 2 Hs.
Gracias por tu inscripción, hemos recibido tu reserva para este curso. Uno de nuestros asesores se pondrá en contacto a la brevedad.
Reservando tu lugar…
Con estos datos, un asesor te ayudará a culminar la inscripción al curso.
Gracias por tu mensaje. Uno de nuestros asesores se pondrá en contacto a la brevedad.
Más compras, más ahorras!
Con estos datos, un asesor te ayudará a culminar la compra de tus unidades…